LOST EN BILBAO


Aún en León me levanto relativamente temprano para desayunar. A veces me da la impresión de que mis compañeros no comen hasta las 8 ó 9 de la noche. No sé cómo le hacen. En la tv hay noticias locales y yo pido una torilla de patatas (je) y un poco de chorizo. Un café cortado, claro. Quien despacha es una mujer muy guapa con el look despeinadón de quien está trabajando sin ayuda y sin quejarse.

No hay mucha gente. Entra un deportista por jugo de naranja y dos técnicos electricistas o algo así. También entra un señor de traje como azul, se ve pulcro y saluda con un grito de “¡Buen día!”. Todos los demás respondemos algo como “MMdjjjmd”. El señor charla con la chica quien la verdad lo atiende como de mala gana.

Se van los técnicos. Se va el deportista. En la tv siguen noticias que no entiendo y el señor del traje grita: “¡TaLOGO!” (hasta luego) y se sale. Voltéo a ver a la morra y tiene cara de que agradece que el señor se haya ido pronto. Pero… el ruco aparace de nuevo y grita: “¡QUE CASI LO OLVIDO!”. Ella pregunta de mala gana “¿Qué se te ha olvidado ahora? Y el señor responde algo cantinflesco: “NO, si no he olvidao ná. Solo una cosa.” Claro, en mi mente, dando una mordida al pan, pregúnto: “¡Oh, que la chingada! Olvida o no olvida, ¡chingá!”

Se acerca a la barra y le dice algo muy quedito a la morra. No le entiendo nada. La morra dice “¡Anda ya!”. Y lo corre. El señor se va sonriente.

Antes de tomar carretera compras en un mini-super: agua, chicles y un litro de limonada que, desafortunadamente, no está fría. La mayoría de las personas creen que cuando uno termina de tocar mataría a todos por una cerveza. Pero no. La neta es que dan ganas de limonada fría… y tacos, claro.

El viaje a Bilbao es de 4 horas aprox. y Miguel pone ahora canciones de Cat Stevens y algo que suena como a Cactus. No está mal. De vez en cuando le responde al GPS cosas muy chidas como “¡Me cago en tu puta madre, hija de puta! Primero dices que a la derecha y ahora que a la izquierda, jóer!.”

Me duele un poco el oído. Pero sé por qué: me entró sudor en la tocada, al bañarme y enjuagarme no lo sequé bien y luego en carretera me puse audífonos in-ear un buen rato. Resultado: no puedo masticar sin que me duela el oído derecho. Chingado.

El clima de Bilbao está chingón: nublado, llovizna leve pero no hace frío. Al entrar se asoma el Guggenheim pero no del todo. Ya dejando cosas en el hotel y despues de implorar clave wifi a un recepcionista de los más mamón nos dirigimos al soundcheck. Crazy Horse se llama el pub y no maaaaaaames: está JUSTO ENFRENTE del Guggenheim. O sea que lo puedo apreciar en su totalidad. Hay quienes dicen que es feo (arquitectónicamente pues) pero sí impresiona (a lo mejor por feo, ‘erdá?) y el clima ayuda totalmente. Así que, en lo que llega la batería, una mesa exterior y a contemplar la tarde y el Guggenheim. ¡Qué vista!

Llegan Los Galerna con el equipo (¡batería Getsch, cabrón!) y playeras que reconocemos de inmediato: de los Twangers, de ESTAR GÜARS, etc. Pues sí, acaban de estar en el D.F. Después de un rápido soundcheck cenamos hamburguesas gigantes, carne y unas bravas. Hotel rápido a dormir un poco. Muchas señoras noruegas y alemanas. Están chidas.

Al llegar al Crazy Horse está totalmente lleno. El Guggenheim vigila la onda iluminado. Hay muchas personas afuera. El calor es casi insoportable y el camerino-bodega diminuto. Los Galerna tocan muy bien. Surf fiestero impecable. Eso siempre me pone nervioso. Me hace pensar que las cosas se pondrán difíciles durante el set de Lost Acapulco.

La comunidad mexicana se hace sentir con sus “¡órale, cabrones!” “¡a huevo, putos!” y cosas así. No se puede ya caminar sin camaronear a alguien. Afortunadamente, hay muuuuchas morras.
Comenzamos el set y fue hora y media divertidísima. Lo notas porque al acabar la gente va directo a la merch y te agarra. Algo muy chido es que estando tan lejos de casa alguien te dice: “Yo los vi una vez que tocaron en Azcapozalco” o “Yo los ví hace 10 años en Calella” y te muestran la playera de esos años. Wow. Puedes hacerte el muy cabrón “de piedra” pero no… eso sigue emocionando muy cabrón.

PRÓXIMA PARADA: El mítico GRUTA ’77 en Madrid.

Algunas fotos en instagram.com/elwarpigacapulco.

LOS GALERNA

wrpg_GAL01

wrpg_GAL02

wrpg_GAL03

wrpg_GAL04

THE OSMONDS

wrpg_GAL05

wrpg_GAL06

wrpg_GAL07

wrpg_GAL08

GUGGENHEIM MUSEUM

wrpg_GAL09

wrpg_GAL010

wrpg_GAL011

wrpg_GAL012

¿Tienes correspondencia? correo (@) elwarpig.com

Tal vez te interese...

1 Comment

  • EL PIOR ES NADA
    September 18, 2013 at 5:35 pm

    “una que se sepan culeros” “a ensayar a su casa” “otra…otra..otra banda” somos culeros jajaja y cuando termenas de tocar, la limonada t los tacos corren por tu cuenta claro.. porque los que organizaron el evento con pedos te dan una chela

LEAVE A COMMENT

EL-WARPIG-AVISO-BANNER-V2
KCT GRABADO